Faro Punta Delgada Hotel De Campo - Punta Delgada, Chubut, 9121 , Argentina

Faro Punta Delgada Hotel De Campo

  • IMG_5641

EL HOTEL…todo empieza en 1905…

Originalmente, sede del Correo Argentino y del casino de la Armada Argentina. Allí la fuerza naval instruía a los futuros operadores de faros que luego destinaría a distintos puntos de nuestra extensa costa.
El Faro, como hace más de un siglo, todas las noches cumple su misión de guiar las embarcaciones. Es testigo de la cuidada reconversión de estos edificios, que sin perder su esencia son hoy un aislado y romántico hotel, en donde el pasajero disfruta de toda su calidez, en contraste con su entorno natural, despojado y agreste.

  • 7723243
  • 7723360

Cuenta con 27 habitaciones, restaurante y Pub, con la sencillez de una estancia patagónica y el servicio de un tradicional hotel de campo.
Su estructura respeta la original, bien de estancia, con cinco edificios concentrados en una misma área, que reúnen en el primer edificio la recepción, restaurante y pub, en otros tres las habitaciones y en el quinto el Faro.

Otras consideraciones:
-Se provee energía eléctrica desde las 19 hasta las 8 horas; el sector del PUB y Restaurante también cuentan con energía entre las 12 y 16.
-Wi-Fi: servicio únicamente en el sector del PUB. La conexión es solo para enviar y recibir mails con adjunto pequeños o sin ellos, y para navegar la WEB. No se permiten descargas, streaming (videos en línea) o uso "pesado" dada que se cuenta con una conexión satelital limitada.

Faro Punta Delgada Hotel De Campo
Peninsula Valdes
Punta Delgada, Chubut, 9121 , Argentina
Llamar: +54 280 4458444 / +54 9 280 440 6304

Información

Faro Punta Delgada Hotel De Campo

En la playa el mar humedece el ambiente y los sonidos flotan en el aire. En este escenario interactúan, la potente energía de las mareas en una dinámica continua contra la costa, formando así acantilados y grutas. Un emplazamiento único, para un hotel acogedor. Custodiado por los elefantes marinos, en los que distingue el tamaño y trompa en los machos, y la mirada intensa y dulce en las hembras y sus crías; que le da a este lugar, la singular cualidad de ser apasionante.